LOGIN
E-mail
Clave
INGRESAR
VIERNES 25 DE SETIEMBRE DE 2020 06:22  
         
Institucional   |  Blog   |   Contáctese  
 
Revista Pronto | Nota | Pag. 1

CAROLINA IBARRA, LA FAMA Y SU IJO
”A CAMILO LE RESULTA RARO QUE ME SALUDEN POR LA CALLE”
Durante ocho años condujo Zapping Zone, por Disney Channel, y hoy trabaja en el éxito de Soy Luna. Dice que le encanta que la gente la reconozca, pero que su hijo de cuatro años no está acostumbrado a que sus compañeritos de jardín la idolatren



-¿Cómo vivís el fenómeno de Soy Luna? -Con mucha alegría. Mi personaje es la mamá de Nina, la mejor amiga de Luna. Es una abogada súper estructurada y obsesiva, ¡muy diferente a mí! No es mala, es una madre sobreprotectora y que ama la comida natural. Quiere que la hija no sea tan tímida y le está muy encima. Habla mucho, agobia a Nina y es re obse. Y me encanta porque no tiene nada que ver con mi trabajo en Quiero música.
-¿Qué te gusta más? -Amo mis dos laburos. La casa del pop sale los jueves a las 21 y a la medianoche, pero grabo toda la semana. Es un programa que antes conducía Daisy May Queen y es de entrevistas con músicos, bandas y artistas solistas. A veces son nuevos y otras, reconocidos.
Una vez al mes hago Escuela de música, también por Quiero, que es un ciclo que recorre toda la vida de un artista, como Valeria Lynch o Alejandro Lerner. desde que arrancaron hasta hoy.
-¿Estás en tu mejor momento? -Sí. Bah. no sé si es el mejor, pero sí en un gran momento. Porque además de todo esto también hago doblaje en Liv y Maddie. una serie de afuera de Disney. Le pongo la voz a Karen, la mamá. La serie va justo antes de Soy Luna en Disney Channel y lo gracioso es que mi hijo mira el programa y no entiende por qué sale la voz de su mamá en la tele. Me mira sin terminar de entender qué pasa.
-¿Sabe que trabajás en televisión? -Sí, y recién ahora se amigó con la idea de que su mamá está en la tele. Al principio le costó un poco, sobre todo en el jardín. Yo no sabía que Soy Luna iba a tener tanto éxito y ahora de repente por la calle me gritan: "¡ Ayyy. sos la mamá de Nina!". Está buenísimo pero a Camilo le resulta extraño.
-¿No estabas acostumbrada a eso? -Sí porque laburé ocho años en Zapping Zone. Pero en el último tiempo que me aboqué a Quiero esa efervescencia infantil se había calmado. Soy Luna es como volver a tener la misma sensación de cuando estaba en el Zapping. Me encanta y no me cuesta levantarme a las 5 de la mañana para ir a grabar una escena porque amo lo que hago.
-¿Cuál fue tu primer trabajo? -Un programa en Utilísima con Lorena Paola que se llamaba Ni idea. Fue justo antes de entrar a Disney. Estuve un año en Utilísima y a fin de año hice un casting para un programa que iba a arrancar en Disney y que resultó ser Zapping Zone. En 2008 me fui porque estaba demasiado cómoda y quería desafiarme. Me salió hacer Recurso natural con Eduardo de la Puente en Canal 7 y luego Casi ángeles. En el medio, hice obras de teatro infantil.
-¿De chica querías se actriz? -No. Mi sueño era ser bailarina clásica. Era muy tímida, rendí para entrar en el Teatro Colón e ingresé. Hice mucho ballet con Olga Ferri. que ya no está y era una genia. En lo de Olga fui compañera de Paloma Herrera. Amo bailar y mirar ballet, y es algo que tengo incorporado desde muy chiquita. Tengo el ojo afilado y soy muy crítica con la danza.
-¿Fuiste compañera de Paloma Herrera? -Sí. en las clases de Olga. Teníamos repertorio con Paloma. Después di examen en quinto año y entré en el Colón, pero al tiempo dejé ¿hjf CjíuTUIJ itett* mu* ZJJWphíjlt zjjit ja zi/Lur di ".'tMtv.
porque en el medio me había picado el bichito de la actuación. A la par de la danza clásica.
me metí a estudiar teatro con Lito Cruz y me encantó. Luego con Rubén Szuchmacher y él me hacía pasar primera al frente porque era vergonzosa y quería sacarme la timidez.
Cuando Paloma se mudó a Estados Unidos la fui a visitar y la vi cuando vino acá. pero fuimos perdiendo el contacto. Es una divina total.
Fue re buena compañera, cero agrandada y eso que es una grossa.
-¿Sos porten a? -Sí. nací en Buenos Aires y mi marido en Neuquén y por eso viajamos seguido a su provincia. Mis suegros son un amor y están todos chochos con Camilo, que es el primer nieto. Mi hijo es un bombón y me tiene muy enamorada. Va a salita de cuatro en el jardín y ama que lo vaya a buscar a la salida.
-¿Te pide un hermanito? -Por ahora, no. Mami está muy tranquila pero papi sí quiere otro. Hace unos días le regalé a un compañero ropita de Camilo y mi marido me dijo: "¿Por qué regalás la ropa del nene? ¿No querés otro hijo?". Le pedí que no me planteara el tema ahora que estoy grabando la segunda temporada de Soy Luna y re copada con el laburo. Ni lo pienso hoy.
-¿No está en tus planes inmediatos? -No. En este momento no me imagino con responsabilidad.
Cuando no trabajo, me gusta estar presente con Camilo. No lo delego. Trato de estar lo más posible con él. Otro más por ahora no.
-¿Y tu marido qué te dice? -Por ahora está tranquilito, pero cada tanto me tira: "El año que viene lo podríamos hablar.
..", pero no le doy mucha chance de seguir charlando. No sé qué va a pasar cuando mi hijo me diga que quiere un hermanito.
-Camilo no es colorado como vos.
-No. es castaño clarito con ojos verdes, iguales a los de mi madre. Estaba convencida de que me iba a salir colorado, pero no. En casa papá era colorado y mi tía también. Pero nosotros.
con mis hermanos, salimos dos colorados y dos castaños. Camilo es muy blanquito, con mi misma piel.
-¿Sufriste por ser pelirroja? -De chica un poco sí. porque me decían fosforito o fideo con tuco... Lo parí bastante.
Después, cuando crecí, me copé con la idea y no tuve drama con mi color de pelo y de piel.
Pero de chica llegaba a casa llorando por el color de pelo que tenía. Hace unos años hice una obra en contra del bullying que estuvo buenísima y me sirvió para hacer un poco de catarsis con el asunto.

Nicolás Peralta Fotos: Virginia Rodríguez




<< Volver

 
 
  Ejes de Comunicación | Santiago del Estero 286 4° Piso Of. 5 Capital Federal | Línea rotativa (011) 5352-0550